miércoles, 11 de enero de 2012

La Chica Griega


Algunas veces nosotros los médicos somos absurdamente necios: si sabemos que un libro, por muy buen contenido que tenga, no está escrito por un científico (cualquiera que sea su especialidad), tendemos a menospreciar la evidencia que presenta.
Nos olvidamos de que los hermanos Wright eran mecánicos de bicicletas, no ingenieros aeronáuticos; o de que Einstein era considerado estúpido por sus profesores de la escuela elemental, y sin embargo se estima que fue un genio de la física y las matemáticas.

De manera que si perteneces al campo de cualquiera de las ciencias médicas, no podrás menos que aceptar los méritos científicos de la Dra. Artemis Simoupolos
Se graduó de químico en la Universidad de Columbia, y es egresada de la Escuela de Medicina de Boston. Sus especialidades médicas incluyen pediatría, endocrinología, genética y nutrición. 
Fundó: The Center for Genetics, Nutrition and Health y la International Society of Nutrigenetics/Nutrigenomics. 

Secretaria Ejecutiva de: Division of Medical Sciences, National Research Council, National Academy of Sciences, y del Joint Subcommittee on Human 
Nutrition Research, Executive Office of The President, The White House.

Chairman, NIH Nutrition Coordinating Committee, Office of the Director, y Special Assistant for Coordination of Nutrition Programs, Office of the Director, National Institutes of Health, Bethesda. 
Directora: IUNS Task Force on "Genetics, Nutrition and Physical Activity in Health and Disease". 
Ha publicado numerosos libros y edita prestigiosas revistas de Nutrición y Genética (¡tiene algo así como unas 250 publicaciones!).

Todo esto tiene el propósito de marearte y desear llegar al final de esta entrada y “echarla a la basura” ya que puedes muy bien preguntarte para qué te sirve toda esa información. Bueno, su utilidad es callar la boca de los médicos que, sin saber, declaran que el Omega 3 es IRRELEVANTE: durante más de 30 años ese omega ha sido el foco de la investigación de esta doctora.

Aprovecho las palabras en su libro The Omega Diet para compartir contigo esta reflexión: 

"cuando pones aceite vegetal en una taza de medir, luce como una sustancia uniforme, pero a nivel submicroscópico, está compuesto de 6 o más ácidos grasos. Los estudios recientes demuestran que los ácidos grasos pueden tener, de manera individual, efectos increíblemente diferentes sobre la salud. Algunos promueven el desarrollo del cáncer, otros lo bloquean. Algunos aumentan el riesgo de infartos en el corazón y el cerebro, otros lo reducen. Algunos tienden a ser almacenados como grasa corporal, otros se queman fácilmente como combustible. Algunos están relacionados con la depresión y otros problemas mentales, otros estimulan el bienestar emocional. La manera en que una grasa específica influencia la salud depende de su mezcla única de ácidos grasos."

En algunas de mis próximas entradas iré tejiendo entre los trabajos de la Dra. Simopoulos, los de Susan Allport y Michael Pollan. Claro, no me voy a dedicar sólo al omega, pero es lo suficientemente importante dentro de nuestra salud para que, como lo dice Susan Allport, le demos el lugar de una reina.

Queridos lectores: de nuevo los invito a que hagan comentarios, ya sea en el espacio que este blog tiene al final de cada entrada, o a través de mi correo electrónico dramarumaxvitae@gmail.com
Los comentarios son vitales para compartir inquietudes y mejorar mi comunicación con ustedes, y de alguna manera le dan un “toque humano” a este contacto del mundo electrónico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...